Para garantizar que el fondo de Páramos Tungurahua y Lucha contra la Pobreza, sea el mecanismo financiero provincial que los tungurahuenses anhelamos-que provea de manera permanente los recursos económicos-para financiar las actividades, que contribuyan a lograr su finalidad; el 60% de los aportes ordinarios, adopta la figura de un fondo patrimonial creciente y se convierte en nuestro Patrimonio, que se irá incrementando anualmente, de acuerdo a las contribuciones de nuestros constituyentes originarios y adherentes .

El contrato de fideicomiso establece que nuestro patrimonio se destinará exclusivamente a inversión financiera, considerando aspectos de: seguridad, rentabilidad y liquidez; y los rendimientos se podrán utilizar en los presupuestos anuales de la Secretaría Técnica.

El 40% de los aportes ordinarios, adopta la figura de un fondo extinguible, que sumado a los rendimientos anuales-por inversión del patrimonio y los aportes especiales, se utilizan para cubrir la los costos de implementación de los planes operativos anuales.

Nuestra aspiración, es contar en el menor tiempo posible con un patrimonio, cuyas inversiones generen rendimientos que permitan anualmente, cubrir el 100% de la demanda provincial en acciones de conservación de paramos y lucha contra la pobreza.

Por esta razón es necesario contar hasta continuar con la gestión correspondiente, para contar con el concurso de nuevos constituyentes, especialmente del sector privado y mantener el mecanismo del 60% de los aportes ordinarios, al Patrimonio creciente.