Fondo de Paramos de Tungurahua

ACCIÓN ANDINA EN TUNGURAHUA

Acción Andina para América Latina

Acción Andina es una iniciativa liderada por América Latina lanzada en julio de 2018 para ampliar  la protección y restauración de los ecosistemas nativos Andinos, especialmente los bosques de  Polylepis, por sus contribuciones irremplazables a la mitigación y la resistencia al cambio  climático, como fuentes críticas de agua y protección contra la degradación del suelo, como una  rica fuente de recursos naturales para las comunidades indígenas y locales, y como hábitat para  la biodiversidad amenazada. Acción Andina está compuesta por organizaciones sin fines de lucro, universidades, agencias gubernamentales y otros grupos que tienen relaciones de trabajo respetuosas con comunidades indígenas y otras comunidades locales.

Objetivos 

Acción Andina tiene como objetivo proteger y restaurar un millón de hectáreas de ecosistemas andinos en 25 años en las naciones andinas de Perú, Argentina, Ecuador, Bolivia, Chile, Colombia y Venezuela. Un objetivo subyacente de Acción Andina es: desarrollar la capacidad de liderazgo sobre el terreno para la restauración y conservación a mayor escala. Acción Andina pretende que los bosques nativos restaurados permanezcan a perpetuidad creando medidas de protección a largo plazo y valor para las comunidades locales.

INICIATIVA ACCIÓN ANDINA EN TUNGURAHUA

El programa de restauración ambiental del FMPLPT impulsa la recuperación de la vegetación que ha sido degradada o destruida, para restaurar la salud e integridad de un sistema. La restauración ambiental ofrece múltiples beneficios ecológicos, incluyendo la reconexión de fragmentos forestales, el fortalecimiento de la infraestructura verde, la conservación de la biodiversidad y los recursos genéticos, una mayor cobertura forestal y la conservación de servicios ambientales, como los hídricos los vinculados al clima, además de múltiples beneficios socioeconómicos

 

El FMPLPT contribuye a la lucha contra la deforestación, degradación de ecosistemas y desertificación de la tierra, a través del proceso de restauración ecológica llevado a cabo a través de los Planes de Manejo de Páramo.  A través de este programa se identifican sitios degradados susceptibles de restauración, se apoyan la producción de plantas nativas de altura, el aislamiento de sitios identificados con potencial de restauración, plantaciones con especies nativas de altura, su manejo y monitoreo.

 

A partir de 2021, la ejecución del programa de restauración ambiental se logra gracias a la suscripción de un Acuerdo de Subvención, suscrito entre el FMPLPT, y la Asociación de Ecosistemas Andinos (ECOAN), a través de su iniciativa regional Acción Andina.

 

La Asociación Ecosistemas Andinos, es una ONG peruana sin fines de lucro cuya misión es proteger y restaurar ecosistemas en los Andes para la protección de la biodiversidad y ecosistemas andinos amenazados, mediante el trabajo en equipo con las comunidades locales para proteger el hábitat de estas especies, mejorar el uso y aprovechamiento de los recursos naturales y restaurar áreas degradadas, mediante el trabajo directo con las comunidades locales.

 

Desde el 2018, ECOAN y Global Forest Generation (GFG) unen esfuerzos para crear alianzas a largo plazo con socios en Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile, dentro de la iniciativa Acción Andina. Esta iniciativa fortalece capacidades de liderazgo y potencia la conservación, investigación y restauración de los bosques de Polylepis a través del trabajo colectivo y compromiso estable con comunidades y autoridades locales. La meta es restaurar y proteger un millón de hectáreas de bosques altoandinos mediante acciones efectivas y retribuirles durante los próximos 25 años.

 

Actualmente, con la iniciativa regional Acción Andina, nos encontramos trabajando en los siguientes Planes DE MANEJO DE PÁRAMOS:

PLAN DE MANEJO DE

PÁRAMO DE HUAMBALÓ

La parroquia Huambaló situada en el Cantón Pelileo, provincia de Tungurahua, posee una alta biodiversidad vegetal y animal, pero durante los últimos años el ecosistema páramo situado en el bosque tropical montano, ha venido sufriendo el problema de la deforestación, y la consecuente disminución de la capacidad hídrica del ecostiema páramo. Ante esta problemática, dentro del área de conservación del PMP de Huambaló, se está llevando a cabo el proceso de restauración ecológica activa, la plantación de árboles nativos de las siguientes especies: Polylepis incana (Yagual) y Gynoxys buxifolia (Piquil), Alnus acuminata (Aliso), Oreopanax ecuadorensis (Pumamaqui), las mismas que están siendo establecidas en zonas degradadas dentro del ecosistema páramo de Huambaló, sector El Mulmul.

Para cumplir con este objetivo, a través del financiamiento de Acción Andina, se implementó un vivero forestal, donde se está llevando a cabo el manejo y producción de plantas nativas de altura, mediante la ejecución de técnicas silviculturales, esto es; recolección de material vegetativo (estacas y semillas) de bosques preseleccionados, además de control fitosanitario, poda de raíces, fertilización, riego, etc.

El apoyo principalmente por parte de los miembros del Consorcio de la JAAP de Huambaló, consistió principalmente en el llenado de las 30.000 fundas de polietileno de 4 x 6 pulgadas de forma manual con el sustrato preparado, compuesto de 50% tierra negra, 30% de turba y 20% de materia orgánica, adicionalmente a esta mezcla se utilizó el fungicida Baylofan (método químico). El sustrato enfundado fue compactado para evitar que se formen bolsas de aire en las partes bajas, y posteriormente se ubicó en las camas de crecimiento con dimensión de 10mx1,20m.

Se realizó la contratación de un viverista y asistentes de producción, personal que es financiado por Acción Andina, quienes son los responsables de la producción de las plantas nativas dentro del permanente de Huambaló. Con el objetivo del mejoramiento de la infraestructura se implementó además del sistema de riego por nebulización.

Cabe recalcar que los beneficiarios de este proyecto en territorio son el GAD parroquial Huambaló, el Consorcio de Juntas de Agua Potable de Huambaló, quienes se han empoderado de este proyecto, y ejecutan acciones como la participación en mingas para la plantación de los arboles nativos, además de su apoyo en la ejecución de labores silviculturales dentro del vivero forestal, para la ejecución de este proyecto, se cuenta también, con la participación de la Cooperativa De Ahorro y Crédito Surangay Ltda.

PLAN DE MANEJO DE

PÁRAMOS DEL FRENTE SUROCCIDENTAL (FSO)

La Mancomunidad del Frente Sur occidental (FSO), está conformada por los cantones Mocha, Quero, Cevallos y Tisaleo, en este sitio se viene apoyando el Plan de Manejo de Páramos con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la población a través de la gestión y manejo participativo del ecosistema páramo de la unidad hidrográfica del río Pachanlica, para garantizar la provisión de agua en cantidad y calidad.

Desde el 2021, se iniciaron acciones de restauración ecológica, mediante una serie de socializaciones a las Juntas de Agua Potable y Alcantarillado de Shaushi y Nueva Vida, ubicadas en el cantón Quero, y el posterior establecimiento de plantas forestales nativas de altura de las siguientes especies de yagual: Polylepis incana, Polylepis reticulata, Polylepis sericea y Gynoxys buxifolia (Piquil), con esto contribuimos a la recuperación de la cobertura vegetal nativa, y la posterior aseguración hídrica para esta zona.

Para el caso del Frente Sur en los sectores de Shaushi y Nueva Vida, pertenecientes al cantón Quero, se encuentran implementadas 40.000 plantas forestales nativas de altura entre: Gynoxys buxifolia, Polylepis Incana y Polylepis reticulata, establecidas en aproximadamente 43,5 hectáreas con potencial de restauración eclógica.

 

Es importante mencionar que en el sector del Igualata, dentro del área de influencia de la Junta de Agua Potable Regional Nueva Vida, se tiene la presencia del fenómeno de erosión hídrica, por tal motivo se procedió a la construcción de terrazas individuales con el fin de disminuir la presencia de este fenómeno.

PLAN DE MANEJO DE

PÁRAMOS DE LA CORPORACIÓN DE ORGANIZACIONES CAMPESINAS DE PILAHUÍN (COCAP).

La Corporación de Organizaciones Campesinas de Pilahuín “COCAP”, es una Organización de Segundo de Grado, que está conformada por las siguientes filiales: La Esperanza, Rio Blanco, Lindero, Cunugyacu Chimborazo, San Isidro, Chiquicahua, Tamboloma, Mulanleo, Yatzaputzán San Antonio, Nueva Vida y 10 de octubre. Está ubicada en la parroquia rural Pilahuín, cantón Ambato.

En este territorio y particularmente en el sector del Arenal, el cual es una enorme reserva desértica ubicada a los pies del volcán Chimborazo, en el límite entre las provincias de Tungurahua, Bolívar y Chimborazo, se está llevando a cabo el proceso de restauración ecológica mediante el establecimiento de plantas nativas, con el fin de principalmente las fuentes hídricas, las cuales abastecen del agua a las comunidades locales de esta zona.

La particularidad de este sitio y la principal dificultad que se encontró es la presencia de las adversidades climáticas del sitio (zona desértica), esto evidentemente va a dificultar el prendimiento de las especies forestales debido principalmente a que en esta zona las plantas sufren estrés hídrico en exceso, y por la noche se tiene el descenso brusco de la temperatura, lo cual ocasiona la presencia de heladas.

Por tal motivo y con fin de contrarrestar esta problemática en las próximas semanas se adquirirá unos dos tanques de plástico de aproximadamente 1,000 litros cada uno, para el almacenamiento del recurso hídrico y mediante camionetas transportar hacia el sitio de plantación y con la ayuda de mangueras (que también serán adquiridas) se procederán a regar las plantas forestales en esta zona desértica, esto con el fin de incrementar la temperatura del ambiente y evitar el rompimiento de los tejidos de las plántulas forestales.

Se contrataron además de jornaleros, quienes fueron los encargados de la coordinación de la logística de la ejecución de las mingas, que se llevaron a cabo en las comunidades de Yatzaputzán, La Esperanza, El Arenal, Cunugyacu, Carneroyata, Poguios, Mechahuasca, con un total de 40.000 plantas nativas de altura, implementadas gracias al apoyo de Acción Andina.

Para conocer

Asociación Ecosistemas Andinos (ECOAN)

Es una organización no gubernamental conservacionista peruana fundada en 2001 y con sede en Cusco. La misión de ECOAN es proporcionar protección y restauración sostenible a largo plazo de los ecosistemas andinos amenazados en colaboración con las comunidades y autoridades locales. ECOAN logra su misión a través de la protección y gestión de la tierra, la reforestación, la participación comunitaria, la ciencia aplicada y el desarrollo de mecanismos de financiación a largo plazo para proyectos.

Alianza entre ECOAN y Global Forest Generation

El trabajo de ECOAN en la región Cusco es llevado a una gran escala regional al sumarse en una iniciativa internacional con instituciones líderes en el estudio, conservación y restauración de estos bosques andinos. Desde el 2018, ECOAN y Global Forest Generation (GFG) unen esfuerzos para crear alianzas a largo plazo con socios en Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile, dentro de la iniciativa Acción Andina. Esta iniciativa fortalece capacidades de liderazgo y potencia la conservación, investigación y restauración de los bosques de Polylepis a través del trabajo colectivo y compromiso estable con comunidades y autoridades locales. Nuestra meta es restaurar y proteger un millón de hectáreas de bosques altoandinos mediante acciones efectivas y retribuibles.

Impulsada por Global Forest Generation, Acción Andina está ampliando un modelo de reforestación comunitaria probado en el tiempo.

Este modelo de 20 años, desarrollado e implementado por ECOAN (Asociación Ecosistemas Andinos) ha dado como resultado la plantación de más de 3 millones de árboles nativos, incluidos 1.3 millones de Polylepis. Es una solución rentable para la resiliencia climática.

Durante los próximos 25 años, Acción Andina, liderada por América Latina, protegerá las 500.000 hectáreas restantes (1,24 millones de acres) de bosques nativos de Polylepis de importancia crítica en seis países de América del Sur, mientras reforestará 500.000 hectáreas adicionales.

La regeneración de estos ecosistemas forestales – en Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina – es esencial para abordar los desafíos del cambio climático, incluida la seguridad hídrica.

 

Para mayor información, visitar la página web de Global Forest Generation: www.globalforestgeneration.org