Fondo de Paramos de Tungurahua

Control, vigilancia y monitoreo ambiental

FUTURAHUA

PROGRAMA DE EDUCACIÓN AMBIENTAL

“Solo aquello que se mide, puede entenderse”.

“Solo aquello que se mide, puede entenderse”. La nueva secretaría técnica del Fondo de Páramos Tungurahua considera fundamental contar con estrategias y definir un marco de acción para evaluar si las labores que se implementan en el territorio y la inversión realizada contribuyen efectivamente al logro de su principal fin: la conservación del páramo en las zonas de intervención.

Así, se ha determinado prioritario el seguimiento de las acciones definidas en los PMP, encaminadas a la conservación, para conocer los resultados producto del financiamiento realizado. Además, se coordinan y articulan iniciativas impulsadas desde diferentes actores como la autoridad ambiental, gobiernos locales, cooperantes y sector privado, de modo que sean una contribución efectiva en relación a la gestión institucional del FMPLPT y de sus constituyentes.

Algunas acciones complementarias son: la elaboración del inventario biológico de la zona del cerro Casahuala para determinar su riqueza natural y la conservación del oso de anteojos en Baquerizo Moreno - Píllaro mediante su control, vigilancia y monitoreo, gracias al Convenio con "The Tesalia Springs COMPANY S.A."

En este sentido, se cuenta con un coordinador y seis brigadistas que levantan información en campo y contribuyen a enfrentar las amenazas que afectan a los páramos de la provincia. En este programa se priorizan procesos de formación y fortalecimiento de capacidades necesarios para la mejora continua de las acciones, con el apoyo fundamental de socios, aliados y cooperantes. Además, se está actualizando el Sistema de Monitoreo y Seguimiento de los PMP para su validación, dicho instrumento se comparte con el H. Gobierno Provincial de Tungurahua, este proceso cuenta con el respaldo de la Fundación ACRA.

Para monitorear el Estado de Salud del Páramo, se continua con el uso de la metodología desarrollada por Coppus et. al., (2001), misma que ha sido usada en diferentes páramos del Ecuador, principalmente en Herbazal de Páramo. Esta técnica considera el estado de salud, en base a datos ecológicos y procesos sociales. Para su aplicación se consideran ciertos requisitos como:

• Que cada zona tenga el rango altitudinal entre 3.600 a 4.200 msnm.
• Que sean áreas de fácil acceso.
• Lugares representativos de cada zona de estudio.

Mientras que en la práctica se analizan los siguientes criterios: Fauna Nativa, Materia Orgánica del suelo, Actividad Biológica del Suelo, Pastoreo, Degradación, Quemas y Disturbios Humanos (Mena, 2001). Las variables se miden desde el 2019 y se espera mantener la continuidad.